+34 916 225 084 info@ludiana.com

Quince razones por las que su startup puede fracasar

Las startups son empresas al fin y al cabo y los motivos de sus fracasos, no difieren de los de  las demás compañías: no escuchar las necesidades del cliente, estar enamorado de nuestro producto pero ser incapaz de venderlo o  problemas  legales y de financiación son las principales razones del fracaso de los negocios emergentes.

En Ludiana hemos hecho una recopilación de los principales motivos por los cuales las startups pueden fracasar.

No resolver un problema del mercado

Tener una gran tecnología, excelentes datos sobre el comportamiento de compra, una gran reputación como líder, una gran experiencia o excelentes asesores no sirven de nada, cuando tu modelo no resuelve un problema que necesita solución. Los problemas que son interesantes de resolver, pero  NO responden a una necesidad del mercado son la razón del fracaso de las empresas en un 42% de los casos. Ejemplo, una aplicación para mejorar la gestión de una clínica: los médicos quieren más pacientes, no una oficina más eficiente .

Un mal producto o una mala decisión

El 7% de las startups, fracasan porque no se distancian lo suficientemente rápido de un mal producto, del personal inadecuado o no son capaces de superar una mala decisión. Perseverar en una mala idea daña los recursos y deja a los empleados frustrados por la falta de progreso.

La conciliación

El equilibrio entre la vida laboral y familiar es algo que los fundadores de startups no consiguen facilmente. El riesgo de quemarse por el alto nivel de exigencia laboral es alto.

No poseer una red de inversores o no utilizarla

Los inversionistas están ahí para ayudar, hay que involucrarlos desde el principio y no pretender hacerlo todo por uno mismo.

Los vericuetos legales

En ocasiones una idea sencilla puede quedar atrapada en un laberinto legal que aboque la empresa al cierre. No cumplir con determinados requisitos legales puede llevar a perder cuentas imprescindibles para la supervivencia económica. Y pagar un abogado puede ser un coste excesivo en los inicios.

La falta de efectivo

Suele ser una lucha constante en los inicios de las empresa que puede verse  agravada por el desinterés de los inversionistas.

La ubicación

Si tiene trabajadores que operan a distancia debe estar seguro de que su método de comunicación es efectivo, de lo contrario, la falta de trabajo en equipo y la planificación pueden llevarle  al fracaso. Trabajar a distancia supone que trámites, como las nóminas, los seguros etc, son una molestia y una distracción.

Desconocer el sector en el que se trabaja

Si no se conoce el medio  en el que se va a trabajar será dificil tener éxito.

La discordia con un cofundador

Si los problemas no se limitan al equipo fundadory  las cosas van mal con un inversor, el cierre se puede precipitar.

Desviarse del proyecto

Por problemas personales y / o la pérdida general de atención suponen el 13% de  de los fracasos. Lanzar un producto demasiado pronto puede causar en los usuarios  la impresión de que no es lo suficientemente bueno y recuperarse de una  primera impresión negativa es dificil. Por el contrario,  si lanza su producto demasiado tarde, es posible que haya perdido su nicho de oportunidad en el mercado.

Ignorar a los usuarios

Despreciar los comentarios de los usuarios es una mala política para la mayoría de las nuevas empresas. No dedicar el tiempo suficiente a hablar con los clientes y pensar que el proyecto funciona sin haber valorado la respuesta del público es un gran error. Hay que prestar atención a los clientes y adaptarse a sus necesidades .

La incapacidad para comercializar el producto o servicio

A menudo a los fundadores a los que les entusiasma codificar o crear un producto, odian venderlo. Conocer al  público objetivo, saber cómo llamar su atención y convertirlos en clientes potenciales es la habilidad más importantes de un negocio de éxito. Si el equipo fundador no puede promover el producto por sí solo (o con una pequeña cantidad de ayuda externa de los freelancers), no debería estar fundando una startup.

Fijar el precio adecuado

La dificultad de asignar un precio a un producto lo suficientemente alto como para cubrir los costes, pero lo suficientemente bajo como para atraer clientes es otro de los motivos por el que las startups fracasan.

Ignorar a la competencia

Aunque las startups, por sus características,  no deberían estar obsesionadas con la competencia, la realidad es que una vez que una idea se valida en el mercado, pueden aparecer los competidores. Obsesionarse con la competencia no es saludable,  pero ignorarla es una receta para el fracaso en el 19% de los casos.

El dinero y el tiempo son finitos y deben utilizarse  juiciosamente

La pregunta de cómo debería gastar su dinero es un problema frecuente y la razón  que está detrás del fracaso del  29% por ciento de las startups.

¿Ha montado una startup y se ha visto obligado a cerrarla? ¿O ha sido hábil y ha evitado todos estos errores? Su opinión y experiencia son importantes para nosotros, anímese a compartirlos con nosotros.

Share This