+34 916 225 084 info@ludiana.com

Una editorial para la comunicación, la fotografía, las biografías

En Ludiana hemos dado  un paso editorial. Es un paso lógico y coherente. La comunicación necesita herramientas. Los entornos digitales son una de las palancas más eficaces para comunicar. Pero el libro, que está ahí desde el siglo XV, pensamos que es la herramienta Premium, de la misma forma que la conversación personal tiene una riqueza que nunca alcanzarán las aplicaciones para charlar. Nos referimos al libro de papel. La televisión no mató a la radio y el libro electrónico nunca acabará con el papel. Convivirán. Son ya, de hecho, artefactos que caminan en paralelo. Y en Ludiana queremos transitar esas dos vías. Por eso Ludiana editores.

Nuestro primer título es un libro que reúne 43 conversaciones con mujeres excelentes. Son ellas las que hablan. Nosotros escuchamos, a veces preguntamos. Y miramos. Por eso es un libro que reúne texto y fotografías. Todas tienen el mismo autor, porque quien escucha es también quien mira. En el libro han participado la pintora Lita Cabellut, la embajadora de México Roberta Lajous,  las filósofas Victoria Camps y Marina Garcés, la pedagoga Victoria Subirana,  la Directora de la Academia de la Historia, Carmen Iglesias, la capitán del Ejército del Aire, Rosa García Malea, la periodista Rosa María Calaf, la presidenta del Grupo Eulen, María José Álvarez.

En la obra participan también Cayetana Álvarez de Toledo, Miriam Tey, la fotógrafa Isabel Muñoz, las científicas Damiana Álvarez, Elena García Armada, María Victoria Fonseca, la doctora Inmaculada Sierra, la editora Beatriz de Moura, la eurodiputada  Maite Pagaza, la dramaturga Brenda Escobedo, la directora para España y Portugal del banco Julius Baer, Carolina Martínez Caro y las abogadas Pilar Menor y Romana Sadurska, entre otras.

Cuéntame algo bueno
Lita Cabellut

Entre ellas hay empresarias, escritoras, profesionales de la ciencia o de la medicina que han llegado a los niveles más altos de  sus profesiones. Casi todas hay una línea de base común: todas crecieron en ambientes en los que las educaron para afrontar la vida sin límites. Y las que no tuvieron la fortuna de criarse en ese ambiente rompieron barreras, a veces de forma muy dolorosa, para conseguir sus anhelos.

La obra de Ludiana editores está prologada por la experta en comunicación Flor Cid Moreno, que escribe así: “si hay una sensación profunda que transmite la lectura de estas entrevistas es la de aproximarse a lo más valioso e íntimo que puede compartir una mujer con su interlocutor: sus orígenes, su desarrollo personal e intelectual, sus vivencias  y una sabiduría fomentada a raíz de sus diversas historias y de la propia vida donde les ha tocado desenvolverse”.

En las páginas de Cuéntame algo bueno. Conversaciones con mujeres se reúnen más de cuarenta mujeres sobresalientes. Algunas de ellas aún son desconocidas para el gran público, pero no se puede negar su excelente labor en sus diversos campos y en esta obra se reconocen sus aportaciones a través de sus propias palabras.

Todas ellas hablan de la vida. De su vida, de los obstáculos que han salvado, de los éxitos que han logrado, de las barreras que han derribado como mujeres y como profesionales de todos los campos, desde el periodismo a la política, pasando por la investigación, el deporte, el arte e, incluso, la diplomacia o las Fuerzas Armadas.

Un fotolibro con 43 retratos

Las historias que llenan las páginas de Cuéntame algo bueno. Conversaciones con mujeres (Ludiana editores), escribe Flor Cid Moreno, viajan más allá de las fronteras de España y atraviesan países como la antigua Checoslovaquia, Polonia, Estados Unidos y diferentes naciones de Latinoamérica. Así, incluye conversaciones con Roberta Lajous, embajadora de México, con la dramaturga Brenda Escobedo, con la escritora Leila Guerriero y la soprano Betty Garcés, que cuenta cómo supero el racismo que sufrió durante sus años de aprendizaje en Alemania.

Isabel Muñoz
Isabel Muñoz

En Cuéntame algo bueno. Conversaciones con mujeres el lector tiene la oportunidad de conocer en primera persona la vida de mujeres únicas y excepcionales que narran sus vivencias, su experiencia y sus orígenes con su propia voz. Dando lugar a un relato amable y vitalista, positivo e íntimo, en el que se empodera la figura femenina.

Algunas de las mujeres que han prestado su voz a este relato, como es el caso de Hannan Serroukh o Valerie Miles, es la primera vez que hacen públicos algunos de los hechos más relevantes de su vida y se atreven a abrir su alma y contar su verdad. Yo soy muy consciente, y sí que tengo miedo, pero quiero vivir intensamente, confiesa abiertamente la editora Valerie Miles. No me contento con mirar por la ventana, yo me tiro al abismo y miro y vivo. Y muero, pero aprendo y vuelvo a vivir”.

«Voy con los muertos puestos»

Cuéntame algo bueno. Conversaciones con mujeres es una aproximación a lo más valioso que cada una de estas mujeres tiene y que comparte con Alfredo Urdaci y con los lectores: su desarrollo personal y sus vivencias. Estas 43 protagonistas son ejemplo de superación y de empoderamiento de la mujer a pesar de las circunstancias de cada una de ellas. Las hay que llevan a su espalda historias dolorosas que las han fortalecido y reforzado sus ganas de luchar. Como es el caso de la eurodiputada Maite Pagazaurtundúa, hermana de una víctima de ETA, que confiesa: Yo voy con los muertos puestos”.

Marina Garcés
Marina Garcés

O Hannan Serroukh, coordinadora del Área de Estudios islámicos del GEES, nacida en España de origen marroquí que afirma que cuando alguien en nuestra sociedad tiene que pagar un peaje por ser libre, es que hemos fracasado”. Serroukh narra por vez primera como tuvo que huir de casa, cuando era una adolescente, el día que su madre le comunicó que la iba a casar en un matrimonio concertado con un hombre adulto. Su peripecia vital marca un camino de liberación para muchas jóvenes que tienen que desafiar un destino impuesto.

El libro de Ludiana editores aborda, a través de la conversación, diferentes ámbitos profesionales. Se habla de ciencia con María Víctoria Fonseca, doctora en Física, o con Elena García Armada, la creadora del primer exoesqueleto para facilitar la movilidad de niños con parálisis, Pilar Ruiz Lapuente, que forma parte de un equipo que consiguió el Nobel de Física por sus investigaciones en la energía oscura, o con Damiana Álvarez, que ha abierto horizontes nuevos a través de la investigación de la epigenética y de cómo los factores ambientales afectan a nuestra esperanza de vida.

El valor de conocer la historia

Una de las conversaciones está dedicada a la Directora de la Academia de la Historia, Carmen Iglesias, que advierte de los riesgos de una educación sectaria: “ Están educando a generaciones jóvenes en una mentalidad de odio. Hay cosas intolerables en la tergiversación de la historia. Los hechos son incontestables, pero se niegan. El recurrir a una memoria histórica que es diferente de la historia, con fines políticos, lleva a disparates, como decir, y se ha publicado, que somos después de Camboya el país que tiene más muertos sin enterrar. Es tal disparate que no me cansaré de luchar contra ello. Es olvidar los ciento y pico millones de muertos que ha dejado del comunismo en Rusia, en China, en Camboya, en África o en Bosnia hace cuatro días. Nuestra democracia ha funcionado los casi 45 años que llevamos, y las mujeres hemos conseguido derechos que no estaban reconocidos”  

Carmen Iglesias
Carmen Iglesias

Carmen Iglesias reflexiona también sobre la Transición: “no ha habido franquismo después de Franco. La Transición no es perfecta, porque nada lo es. Pero es una obra maestra de la política y podía haber salido de otra forma. La Transición tiene fecha de inicio y de final: comenzó con la muerte de Franco y terminó con la promulgación de la Constitución. Todo lo demás son fantasmas que se han levantado tardíamente con una finalidad política y torticera”.

La amarga experiencia del racismo

En otra  de las conversaciones recogidas en este primer título de Ludiana editores, la cantante lírica  Betty Garcés cuenta  su experiencia de racismo en Alemania durante sus años de formación: “me despertaba y tenía la taquicardia del estoy aquí, soy negra, tengo que ponerme la armadura para ir a guerrear la vida. Se volvió una carga pesada, porque muchas veces no es directo sino con gestos: levantarse del asiento en el autobús para no estar sentado al lado de una negra, o agarrar el bolso en una tienda cuando ven que entra un apersona negra y ves que tienen miedo de que les vas a robar. Eso hiere más que cuando te gritan por la calle (…) El mecanismo que adopté fue el de perdonar y reaccionar a la ofensa con amor. Comencé a entrenarme en eso porque es la única forma de que mi corazón siga vivo”.

Betty Garcés
Betty Garcés

Ludiana editores tiene una clara vocación, orientada a la comunicación. Nos interesan las biografías, la realidad frente antes que las ideologías, la fotografía y la comunicación. Creemos que las nuevas tecnologías nos plantean un desafío radical. La técnica no está ahí para suplantarlos. Al contrario, las nuevas aplicaciones nos plantean una exigencia mayor. Tener más herramientas de comunicación exige que sepamos más de comunicación y que la dominemos en todos sus ámbitos.

Share This