Inteligencia Artificial y Comunicación, el dominio de la complejidad

La Inteligencia artificial potencia la comunicación con herramientas que permiten a Ludiana ofrecer servicios nuevos que aumentan las capacidades de las empresas y la fuerza de sus departamentos de Comunicación.

Compartir:

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on email
Share on whatsapp
inteligencia artificial comunicación

La Inteligencia Artificial revoluciona la Comunicación. Empresas y Agencias de Comunicación tienen la gran oportunidad de potenciar sus servicios para una mayor eficacia de la comunicación, de la gestión de crisis, de la mejora de la reputación de sus empresas, y para la detección de oportunidades. En este artículo les detallamos los servicios que Ludiana tiene a disposición de las empresas. Nuestra colaboración con Binomial nos permite estar a la vanguardia de la Comunicación, gracias a la aplicación de herramientas de Inteligencia Artificial.

La Inteligencia artificial, la Comunicación y las fuentes de Información

Las redes sociales dedican muchos esfuerzos a detectarlas noticias falsas, los bulos; los periodistas, las agencias de información, los medios escritos o audiovisuales ponen muchos recursos en combatir las falsedades. Porque muchas veces los medios son las primeras víctimas de lo falso. Se han creado agencias especializadas en chequear la veracidad de determinadas informaciones que muchas veces intoxican a la opinión pública. Pero la primera pregunta que nos hacemos en el primer capítulo de las Sesiones del Druida es si podemos ir más allá de lo que se está haciendo.

Por ejemplo, ¿podemos establecer la confiabilidad de las fuentes de información? ¿Podemos someter a examen el comportamiento de las fuentes, y concluir hasta qué punto debemos o podemos fiarnos de una fuente que emite una información? En la primera de las Sesiones del Druida respondemos a esta pregunta fundamental, porque la confianza en la fuente es el estadio primordial. Cuando hablamos de fuentes de información no solo nos referimos a las fuentes de información general sino a todos aquellos puntos de origen de informaciones que son relevantes para  nuestra actividad profesional, empresarial, mercantil o intelectual. Ludiana ofrece este servicio, disponible para empresas que necesitan examinar de forma continua la fiabilidad de sus fuentes de información.

La IA y la detección de alertas y riesgos

La Inteligencia Artificial es el gran aliado de quienes nos dedicamos a la comunicación de crisis, a prevenirlas y a gestionarlas de la mejor forma posible cuando se presentan. Y siempre se presentan, tarde o temprano. La tarea fundamental de la gestión de crisis es prevenirlas, evitarlas en la medida de lo posible, y poder decir, cuando lleguen, que has hecho todo lo posible para evitar daños a la comunidad, a los grupos de interés, a los trabajadores, a los clientes, a todos los que se ven afectados por nuestro comportamiento como empresa o como profesionales. A quienes nos dedicamos a estas cuestiones, la Inteligencia Artificial nos ha cambiado la vida.

Pero sobre todo se la ha cambiado a las empresas. Porque podemos detectar corrientes de opinión, cambios en la sociología y en los criterios con los que se manejan las personas, los criterios que exigen a las empresas. Y por tanto en las variables que forman la reputación de las compañías. La Inteligencia Artificial nos permite anticiparnos, tomar decisiones de muy alta calidad, basadas en datos fiables que nos indican comportamientos, tendencias, e incluso nos permite detectar riesgos y resolver problemas en su estadio más primario. Y nos permite también reaccionar, tener información puntual, y evitar las reacciones emocionales en momentos críticos.

Inteligencia artificial

La IA y la identificación de oportunidades

Otra de las grandes ventajas de la Inteligencia Artificial es la detección de oportunidades. Ya saben que el ideograma chino que simboliza el término crisis está compuesto por dos elementos: el riesgo y la oportunidad. Hoy nos vamos a detener en el segundo. Para un CEO, para un líder empresarial, tener la capacidad de tomar decisiones de calidad antes que su competencia es un elemento competitivo de primer orden. Las empresas juegan con el tiempo como factor clave, y con la oportunidad como valor estratégico. Llegar antes y llegar bien es fundamental para tener una buena posición con respecto a tus competidores. Pero ¿puede la IA detectar oportunidades, puede avisarnos de una ventana que se abre por la que podemos obtener una mayor rentabilidad? ¿Y de qué manera puede hacerlo? ¿Cómo puedo convertir el conocimiento en decisiones que me permitan seguir siendo líder en un sector? La IA es un aliado estratégico para adelantarse a la competencia y mantener un liderazgo basado en información de alta calidad.

Defensa y ofensiva en las guerras de comunicación corporativa

Guerras de comunicación empresarial. De estas hemos visto muchas  y veremos muchas más. A veces las guerras tienen un componente nacionalista: detrás de ofensivas de comunicación hay intereses nacionales. Muchas veces las informaciones de los medios están alentadas por competidores que recogen el beneficio de una crisis de reputación. Son situaciones complejas en las que la Inteligencia Artificial nos puede  brindar una serie de conclusiones que de otra forma sería imposible obtener: estrategias, fiabilidad de las fuentes, tácticas utilizadas, análisis de los aliados que se posicionan en las crisis a favor o en contra de nuestro intereses.

Hay muchas variables, y se deben analizar con un criterio propio de una guerra. Es lo que es. No debemos engañarnos. Muchas veces estas ofensivas buscan sacar del escenario a un competidor, dejarlo fuera de juego, arruinar su reputación para que no vuelva a constituir un peligro para  la actividad de un tercero. La Inteligencia Artificial es en estas ocasiones un escudo, pero también una herramienta imprescindible para organizar la respuesta de una forma eficaz y eficiente, dedicando los recursos de la comunicación a dar la batalla en aquellos terrenos en los que tenemos más posibilidades de vences.

Estrategias corporativas

Tomar decisiones, comunicarlas al equipo, conseguir la cohesión de los empleados en torno a una misión, lograr compromisos sólidos, y potenciar la capacidad de comunicación de todos los que participan en una empresa. Estas son, sin duda, tareas de un Director general de una compañía, en general tareas de un líder. Los grandes líderes empresariales dedican su tiempo y su esfuerzo a dos cuestiones fundamentales: diseñar la estrategia y comunicarla. Para las dos tareas, la inteligencia artificial es fundamental.

Para diseñar una estrategia hay que tener un conocimiento rico y de una enorme complejidad, porque son muchas las variables que debemos tener en cuenta: situación de nuestra empresa, situación y evolución del mercado en el que operamos, situación y evolución de nuestros competidores, variables geopolíticas, relaciones con nuestros públicos, expectativas de nuestros clientes, reputación de nuestra compañía y de sus dirigentes. Todo esto y mucho más forma parte de los componentes que entran en juego cuando un CEO diseña la estrategia empresarial. Sin ayuda de la Inteligencia artificial, los humanos ponemos en funcionamiento la intuición, que es una herramienta muy poderosa. Pero la Inteligencia Artificial nos permite manejar una enorme complejidad de datos, de posibles escenarios, de variables, y tomar decisiones de alta calidad, es más, tomarlas en tiempo récord.

Investigación periodística

Otras aplicaciones nos permiten poner la Inteligencia artificial al servicio de la investigación periodística. Como el mundo se ha hecho mucho más complejo y exuberante, investigarlo, para los periodistas, se ha vuelto una tarea mucho más compleja. Pero aquí la IA nos permite dar pasos de gigante. No solo nos ayuda en la tarea de investigar  sino que hay datos o conclusiones de investigación, que la IA puede  hacer por nosotros mismos. Cruzar datos de población, consumo, mantenimiento de edificios, le permitió al alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg ser muy eficaz en la prevención de incendios, tanto que las víctimas por  fuego en el área urbana cayeron de una forma estrepitosa.

Los datos y la inteligencia, los datos manejados con inteligencia artificial y humana permitían prever situaciones, que de otra manera habría sido imposible. Así que la Inteligencia artificial es por sí misma una herramienta de investigación periodística, de un trabajo periodístico que da un gran valor al dato por encima de las opiniones, y por tanto tiene una gran calidad. En periodismo decimos que los datos son caros, las opiniones son baratas. Todo el mundo tiene opinión sobre cualquier materia pero encontrar datos que nos digan exactamente cómo es la realidad, eso es lo difícil. Y la IA  está  ahí para facilitarnos esta tarea.

Conciencia situacional corporativa

Hay un concepto que en las sesiones del Druida que promueven Ludiana y Binomial que nos gusta especialmente y es el de  la Conciencia situacional corporativa. Nos gusta porque lo normal en las empresas  es  que cada individuo tenga una percepción de esa  conciencia. Cuanto más grande es nuestra empresa, cuanta más complejidad contiene, más difícil es tener una percepción exacta de lo que somos, de dónde estamos, de las relaciones que mantenemos, en todos los niveles: institucional, mercantil. Económico, con la administración, o de nuestros empleados en redes sociales. Para llegar a esa conciencia clara y distinta de lo que somos como empresa, la Inteligencia artificial es una herramienta imprescindible. Conciencia situacional es un concepto que a Luis Martín, nuestro Druida, le gusta especialmente así que mejor él mismo nos explica cómo  podemos llegar a desarrollar este concepto hasta hacerlo realidad.

Personalización. Noticias a la carta

Gracias a la Inteligencia artificial el marketing, la publicidad y la comunicación pueden desarrollar su trabajo y hacerlo de una forma personalizada hasta el máximo, hasta el extremo. Al punto que las comunicaciones de nuestro banco tienen en cuenta los productos que tenemos contratados, las comunicaciones de nuestra tienda online están hechas en función de nuestro comportamiento de compra y de nuestra expectativa. Hemos llegado a la utopía de hacer que un mensaje publicitario cambie en función del espectador y se adapte a nuestra identidad a nuestra forma de ser o de aparecer, a la imagen que queremos dar de nosotros mismos.

Las máquinas ya redactan noticias. Y lo hacen muy bien. Lo hacen tan bien que son capaces  incluso de hacer un periódico en función de aquellos intereses que nosotros previamente hemos señalado. Nos puede gustar el rugby las noticias políticas y la actividad en Azerbaiyán, un robot es capaz de seleccionar las novedades en esas áreas y componer, en función de aquello que le digamos, una publicación que tenga todo aquello que nosotros le pedimos a un diario, a un semanario, a un programa de televisión.

Personalizar supone tener una relación con el mundo de la comunicación que está  hecha a nuestra medida, que tiene en cuenta todo aquello que nos interesa del mundo. Personalizar es la oportunidad que tienen las empresas de conocer con detalle a su público, analizar sus expectativas y poder tener una relación individual con cada uno de ellos. Es una tarea de una enorme complejidad, y de una gran utilidad para  cumplir la misión de nuestra empresa. No la podríamos desarrollar  sin  ayudarnos de la Inteligencia Artificial.

Sigue leyendo

Más artículos