+34 916 225 084 info@ludiana.com

PERMISSION TO FEEL. Unlocking the power of emotions to help our kids, ourselves, and our societey thrive. Marc Brackett, PhD

 ¿Como sería el mundo si supieramos en todo momento qué sentimos y qué sienten los demás? ¿Si pudieramos responder sinceramente al habitual ¿qué tal estás? sin miedo a espantar a nuestro interlocutor diciendo la verdad? Marc Brackert es director del centro de inteligencia emocional de la Universidad de Yale y profesor en el centro de estudios de la infancia de la citada universidad. En su libro explica las herramientas para identificar los sentimientos, prevenir o evitar las emociones negativas, y comprender lo que siente el otro.

Las emociones, según Bracket,  tienen un propósito extremadamente práctico en la evolución del ser humano: aseguran nuestra supervivencia y nos hacen más listos. Según el autor los sentimientos tienen un importante impacto en cinco aspectos de nuestra vida:

  • Lo que recordamos y lo que aprendemos
  • La toma de decisiones ( la ira hace a la gente más optimista que la tristeza, porque les hace sentir que controlan sus vidas)
  • Nuestras relaciones sociales
  • La  salud (una discusión de media hora con nuestra pareja puede ralentizar la capacidad de curación de nuestro cuerpo en un día; incluso formas sutiles de ira, como la impaciencia, la irritabilidad o el ser gruñón pueden dañar la salud)
  • La creatividad, la efectividad y el rendimiento

Científicos de la emoción

Puesto que el impacto de los sentimientos es tan determinante en nuestra vida,  el autor propone que nos convirtamos en científicos de la emoción y dejemos de ser jueces o juzgadores de la emoción .

Para ello propone un programa, que se conoce como RULER,  por sus siglas en inglés y que está basado en cinco estrategias:

1.-Reconocer nuestras emociones y las de los demás. No solo en las cosas que sentimos y decimos sino en las expresiones faciales, el lenguaje no verbal, los tonos vocales y el lenguaje corporal. Por lo visto, cada vez somos peores para leer las emociones de los demás puesto que pasamos más tiempo comunicándonos a través de una pantalla que cara a cara. Debemos analizar esos sentimientos para determinar su procedencia, saber qué los ha causado y entender qué influencia tienen sobre nuestro comportamiento. Comprender la emoción tiene que ver con preguntarnos qué sentimos y qué nos ha llevado a sentir esa emoción y no otra.

Permiso para sentir
Permiso para sentir
  • Etiquetar las emociones con un vocabulario preciso. Poner nombre a los sentimientos, mantiene el autor, el mero hecho de darles nombre, hace que seamos capaces de dominarlos. Cuando no sabemos qué nos ocurre, los sentimientos son los que mandan. Mucha gente cree que está estresada, ( lo que es literalmente tener una sobrecarga de trabajo), cuando la  realidad es que está ansiosa, que significa incertidumbre ante el futuro, por ejemplo. Si no identificamos los sentimientos no podemos superarlos.
  • Expresar nuestros sentimiento de forma acorde a las normas culturales y al contexto social de tal  forma que suministremos información e invitemos a la empatía de nuestro interlocutor, para que éste a su vez, pueda entender cómo nos sentimos.
  • Regular las emociones, y no que las emociones nos regulen a nosotros, con la práctica de unas estrategias que nos ayuden a lidiar tanto  con lo que sentimos nosotros como los demás. La forma correcta de regular las emociones se hace a través de cinco pasos. Una respiración consciente; la anticipación; la diversificación de la atención; replantearse la situación y por último el Metamomento.

Analizar, anticiparse

.- La respiración consciente, según el autor es imprescindible en la vida moderna. Dedicarle 15 minutos al día afecta positivamente a sintonizar con familia y amigos. Mejora la memoria, la atención, el sistema inmune y la salud, tanto física como mental.

.-La anticipación consiste en prepararse con antelación cuando sabemos que una situación nos va a provocar sentimientos negativos. No nos sentemos junto al compañero de trabajo que nos pone de los nervios o escuchemos esa canción que nos sube el ánimo en el atasco.

.-El  cambio de atención significa hacer cosas que nos gustan en entornos en los que no estamos cómodos. Por ejemplo, si a pesar de intentar esquivar al cajero más torpe del supermercado no lo conseguimos, podemos revisar nuestro Instagram mientras esperamos en lugar de consumirnos por lo lento que es el pobre muchacho!

  .-Replantearse la situación significa elegir conscientemente analizar una situación de forma que nos genere las menores emociones negativas posibles,  o lo que es lo mismo, intentar ver las cosas desde el punto de vista del otro y presumirle siempre las mejores intenciones.

.- Cuando todo lo demás falla, nos queda el MetaMomento que significa parar, porque  ‘detenerse permite’ en palabras de Justin Bariso ‘no tomar decisiones permanentes en emociones temporales’.

El autor lleva prácticamente toda su vida profesional dedicado a implantar el método RULER en las escuelas de EEUU.  El libro estudia su implantación  no solo en el sistema educactivo sino en el hogar y en el trabajo. El feedback que ha tenido durante estos años de aplicación de RULER va desde quienes creen que conseguiría disminuir la pobreza infantil y el racismo a quienes piensan que mejoraría drásticamente las tasas de ansiedad y depresión ¿La preferida del autor? Habría paz mundial’. Si esto es así, quizá no sea mala idea aplicar el RULER a nuestra vida cotidiana y concedernos permiso para sentir.

Share This