+34 916 225 084 info@ludiana.com

Cuando pensamos en construir una web, la estética es importante, pero deslumbrar con un buen diseño no sirve de nada si tus visitantes no entran en las estancias de la casa. Si se van nada más ver tu diseño, es que te has equivocado. Una web debe estar concebida y construida con un sentido estratégico. Una web debe tener capacidad de convertir. Debe invitar con persuasión a suscribirse a la Newsletter, o a ingresar en la lista de correo. Si vendemos algo, no sirve de nada que entre pero no vaya más allá del umbral. Una web debe tener una concepción estratégica, y eso es mucho más que estética y diseños llamativos. Tu web debe conectar con tu audiencia, te debe permitir ganar lectores y aumentar la lista de tus clientes.

Cuanto más dure la visita, mejor

Una web que tenga un buen diseño web estratégico debe conseguir aumentar el tiempo de visita de sus clientes. Google interpretará que tus contenidos son interesantes para los lectores. Una información con valor permite mejorar nuestro SEO, nos permite tener una mejor posición en las búsquedas y nos da una mejor visibilidad. La rapidez con la que un usuario sale de tu web se llama porcentaje de rebote. A mayor porcentaje, menos tiempo de permanencia. Si no se quedan, mal asunto.

Cómo puedo conseguir que se queden

Con un buen diseño estratégico de web. Si tienes un buen contenido, que aporte valor a los lectores, se quedarán. Y para que se queden, tienes que hacerles la visita fácil. Tiene que ser sencillo, muy sencillo, navegar por tu web y moverse por las estancias de la casa. Así que nos vamos a centrar en el diseño para  conseguir este objetivo

Dos requisitos

Un buen diseño web estratégico debe cumplir al menos con dos requisitos elementales. Por una parte debe hacer sentir al lector, cuando entra, que está en el lugar adecuado. De un vistazo tener que saber dónde estamos, sin ninguna duda. Y para eso tenemos que trabajar mensajes, colores, tipografía, estilo de imágenes e ilustraciones, y cuidar  mucho el estilo de redacción de los textos. A esto se llama trabajar bien la marca. Nunca olvides que antes de ponerte a diseñar debes definir muy bien tu audiencia, tu cliente ideal. Y es  a ese cliente al que te debes dirigir con todos los elementos de tu diseño web estratégico.

Definir los valores estratégicos

Una página debe cumplir objetivos concretos. Tenemos que tener muy claro qué queremos lograr. Una web es una herramienta de trabajo para tu negocio. Empieza por definir objetivos estratégicos. Y cuando los tengas, organízalos de forma jerárquica. Cada página de tu web debe responder a un objetivo. Y cada una de las páginas debe incluir una llamada a la acción, la que a ti, en tu planteamiento, más te interese. Con mensajes claros.

Recorrido ideal

Otra de las cosas que debes hacer es diseñar un recorrido ideal para los visitantes. Ojo, porque tus visitas pueden llegar por canales diferentes, y por tanto sus puntos de entrada van a ser diversos. Tu debes diseñar la página de tal forma que les mantenga el máximo de tiempo. Por eso también es importante optimizar tus post con llamadas en cada mensaje que canalicen los lectores hacia nuestra web

Si quieres mejorar tu diseño de web estratégico o quieres empezar a construir tu página web estaremos encantados de asesorarte y ayudarte. En Ludiana te ayudamos a fabricar herramientas digitales  para  una comunicación estratégica persuasiva.

Share This