El año 2019 es un año clave, en términos políticos, para España. Con elecciones europeas, autonómicas y municipales en mayo, recién finalizados los comicios andaluces y con la posibilidad de un adelanto electoral nacional, todos los focos de nuestro país están puestos en los políticos. Un panorama que ya ha sufrido convulsiones durante el 2018 que se espera sean solo el preámbulo de lo que será este nuevo año electoral.

Y en este panorama, la comunicación política es un aspecto clave que parte de los propios partidos políticos y sus líderes y que impacta directamente en el ámbito social de nuestro país. Candidatos de todas las ideologías llevan a cabo una estudiada estrategia concebida y desarrollada con el objetivo de ganarse la confianza de los electores y convertirlos en sus votantes. Una ardua tarea que requiere de los mejores expertos del sector para ofrecer de los líderes una imagen consolidada, coherente y que atraiga a los ciudadanos hacia su programa electoral.

Sin embargo, algo falla en la comunicación política de nuestro país, ya que los líderes de los diferentes partidos no aprueban en las encuestas realizadas y son uno de los motivos de mayor preocupación para los ciudadanos. Se ha perdido la confianza en ellos y se perciben como personas corruptas, más ocupadas en sus propios intereses que en los de su país y empecinadas en los intereses partidistas por encima de los del grueso de la sociedad.

En Ludiana trabajamos para formar a directivos en las habilidades de la comunicación, y a los candidatos electorales que necesitan dominar la oratoria, el discurso o la imagen de marca y desarrollan toda una estrategia personalizada para elevar la figura de los políticos, para convertirlos en líderes. Especialistas en comunicación trabajan la imagen política de los diferentes portavoces para lograr los objetivos planificados.

Aspectos clave de la comunicación política

Lograr una comunicación política eficaz es una de las funciones más demandadas de las empresas especialistas en comunicación que trabajan para dotar a los partidos políticos de estrategias necesarias. Buscan crear una imagen de marca asociada no solo al partido, también a los líderes políticos. Una marca personal propia que esté bien diseñada, sin fisuras y basada en elementos de coherencia y que respondan a las demandas sociales. Para ello, hay que trabajar aspectos clave como:

1.- Construir una imagen del candidato fuerte y atractiva.

Las redes sociales son uno de los canales fundamentales hoy en día para crear una buena marca personal de los candidatos políticos. Sin embargo, su fortaleza es tan grande como sus amenazas, ya que un mal movimiento en los medios sociales puede dar lugar a una crisis de reputación que se traduzca en un mal resultado electoral.

La característica que debe guíar toda comunicación política a través de las redes sociales debe ser la PRUDENCIA. Lo más recomendable a la hora de interactuar en los social media es hacerlo a través de un especialista en el manejo del entorno digital que ayude a los candidatos a publicar contenido inteligente, siempre sin dejar de lado esa prudencia, y que mantenga la mente fría a la hora de tomar las decisiones correspondientes a qué se publica y en qué momento. Aumentando la efectividad del mensaje y, por lo tanto, mejorando la imagen del político que hay tras esas redes.

2.- Ser sintético.

No es lo mismo comunicar como político en diferentes medios offline u online, que hacerlo dentro de un contexto puramente electoral, como son los mítines. El candidato político debe diferenciar en todo momento al público que va a escuchar un mitin, y que dispone de tiempo y atención que dedicarle, del ciudadano activo en redes sociales o que consume medios de comunicación. A este último debe dedicarle un esfuerzo extra para lograr captar su atención, hacerle llegar el mensaje de forma rápida y simple. Ser sintéticos, sobre todo en las redes sociales, es un punto extra que permitirá que los ciudadanos no desconecten del mensaje del candidato. En este sentido, Twitter es la mejor referencia. Con sus 280 caracteres obliga al político a saber resumir su mensaje y publicarlo de forma atractiva para que llame la atención del electorado.

3.- Actualidad

El entorno digital en el que se mueve la comunicación política actual está ligado irremediablemente a las redes sociales. Y en ellas el candidato puede estar conectado el mayor tiempo posible y lograr así un diálogo directo con los ciudadanos. Si tenemos en cuenta esto, publicar una sola vez al día puede ser contraproducente, porque complica el acceso al electorado. Por lo tanto, la mejor decisión política es publicar de forma constante y utilizar contenidos actuales y bien diseñados.

4.- Contenido que impacte en el elector

La mejor manera para que un político mantenga la atención del electorado en los medios online es utilizando acciones y propuestas que logren impactar en los ciudadanos. Una forma de conseguir ese impacto es opinando sobre temas de calado social y político. Utilizar este tipo de contenido y mostrar la posición política al respecto es una forma de erigirse como referente. De este modo conseguirá que el elector esté pendiente del contenido para leerlo y debatir al respecto del mismo.

5.- Interacción con el electorado

Las redes sociales y medios online son el espacio perfecto para la interacción con los posibles electores de un partido político. Lograr que se establezca una comunicación bidireccional entre público y político debe ser uno de los objetivos de la comunicación política. El candidato debe mostrarse accesible a través de los medios sociales. Y los expertos encargados de su comunicación política deben contar con un ideario de respuestas a todas las preguntas que puedan surgir en estos entornos y a las cuales deberá contestar el candidato. El feedback generado en estos espacios permite además detectar las tendencias del electorado, las preferencias de los ciudadanos, las preocupaciones de la sociedad y servir de guía al partido político en sus comunicaciones y decisiones políticas. Las redes sociales pueden ser un buen termómetro de la situación política del país.

6.- Dedicar tiempo a la comunicación política offline

A pesar de que el grueso del electorado actual se mueve en las redes sociales como pez en el agua. Que los millenials, centennials y otras generaciones actuales han hecho del entorno online el espacio donde más tiempo pasan al día y en el que consultan incluso las noticias, no debemos olvidar que todavía hay un sector poblacional que forma parte del electorado y que vive ajeno al mundo digital. Para llegar a este nicho de población el candidato político debe trabajar también una buena estrategia offline que le aúpe hacia la victoria política.

¿Cree que los políticos de nuestro país necesitan mejorar en su comunicación y su imagen pública? ¿Considera que los profesionales de la comunicación deberían tener mayor peso en la contienda electoral? Su opinión es importante para nosotros, anímese a compartirla en los comentarios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here