A primeros de diciembre pasado, Michael Hood, de 22 años, cofundador de la nueva empresa Voiceflow con sede en Toronto, sacó su smartphone, dirigió la cámara de video a Warren Buffett (que estaba sentado a su lado en el asiento trasero de un coche), y le planteó al multimillonario esta pregunta:

Está usted hablando con personas que tienen 21, 22, recién graduadas  de la universidad. ¿Qué consejo que puede darles?

El Oráculo de Omaha no dudó en su respuesta:

Invierte en ti mismo. Una de las maneras más fáciles de aumentar tu valor  al menos en un 50% es perfeccionar tus habilidades de comunicación, tanto escritas como orales. Si no puedes comunicarte, es como hacerle un guiño a una chica en la oscuridad, no pasa nada. Puedes tener toda la capacidad mental del mundo, pero debes poder transmitirla. Y la transmisión es comunicación.

Hood no tuvo que secuestrar a Buffett en su coche para grabar un video de 45 segundos. La grabación se hizo viral en LinkedIn en apenas unos minutos. Hood había sido seleccionado por la start up empresarial Next 36 para acompañar a Buffett durante un día, y aprovechó el momento mientras se dirigían en coche hacia una gala.

El consejo nace de la propia experiencia de Buffett. El multimillonario ha admitido públicamente que, durante la escuela secundaria y la universidad, estaba “aterrado de hablar en público”, hasta el punto de vomitar.

Después de participar en un curso para hablar en público con Dale Carnegie, afirma, su vida cambió. Las paredes del despacho de Buffett no tienen la clásica colección de títulos y reconocimientos. Tan solo cuelga uno junto a su escritorio: el diploma de comunicaciones que recibió en 1952 de Dale Carnegie.

Su billete hacia el éxito puede estar en la comunicación escrita.

Pero no olvidemos que Buffett aconseja perfeccionar sus habilidades de comunicación verbal y escrita.

Según un artículo en Entrepreneur, la Comisión Nacional de Escritura descubrió que casi la mitad de las empresas encuestadas pagan por escribir programas de capacitación para “empleados asalariados con escritura ineficiente”,  y destaca la inmensa necesidad de una comunicación escrita efectiva en el lugar de trabajo.

El informe de la comisión afirma que el 80 por ciento de las compañías en las industrias de finanzas, seguros, bienes raíces y servicios evalúan regularmente las habilidades de redacción de los candidatos de trabajo durante el proceso de contratación.

Bob Kerrey, presidente de la comisión, declara: “Escribir es un indicador de trabajo profesional altamente calificado y con altos salarios. Las personas que no pueden expresarse claramente por escrito limitan sus oportunidades de empleo profesional y financieramente“.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here